Google+ Hagamos Origami | Diagramless Origami

domingo, 4 de marzo de 2012

Hagamos Origami




   Llega el momento en el que nos decidimos a plegar el papel, a hacer alguna figura que nos llamó la atención. No hay problema, tomamos cualquier ¨pedazo de papel¨ y cortamos lo que no nos sirve y lo tiramos a la basura, ahora procedemos a realizar la dichosa ¨figurilla¨.

   Éste es un momento que pasa habitualmente, pero, ¿qué sucede si nos convertimos o somos plegadores ¨compulsivos¨?, como yo, ... este, uhmm, bueno, eso se oyó un poco exagerado, digamos que soy un plegador ¨activo¨, jejeje. Ok, estamos en la situación en la que, por ejemplo, quieren hacer todas las figuras, bases o técnicas que muestro en este blog, o tal vez quieran hacer el ¨Senbazuru¨, el ¨árbol¨ de mil grullas, pues entonces, nos encontramos con un pequeño problemilla, ahora necesitamos ¨muchos¨ pedazos de papel para realizar tal hazaña.

   Podrán existir muchas maneras, yo no tengo ¨todo el conocimiento del mundo¨, pero en mi caso sucedió ésto que les quiero compartir a continuación.

   Podemos utilizar ¨papel para Origami¨ u otro tipo de papel, que digamos, está coloreado o tiene un grosor ¨perfecto¨ para hacer nuestros pliegues, pero si apenas estamos aprendiendo o sólo queremos prácticar, el utilizar este tipo de papel nos resultaría un poco caro. Así que yo decidí usar hojas de papel blanco tamaño carta, y ya me acostumbré a ellas y es con ese material que hago las figuras que muestro en este blog.




   Pero el problema, que les mencionaba anteriormente con el que me enfrenté, fue que quería obtener el mayor número de ¨pedazos utilizables¨ para hacer mis ¨origamiadas¨ (lo dije todo junto, ehh!!, :P), y desperdiciar lo menos posible, así que me puse a analizar un poco el papel y obtuve 4 ¨partes¨ grandes y 3 pequeñas, refiriéndome a ¨partes¨ a los cuadrados que uso como papel inicial.

   Para hacer ésto, tomamos la hoja tamaño carta y la plegamos a la mitad a lo largo de ésta.




   Después plegamos en diagonal en una orilla para hacer un ¨Triángulo¨, ésto nos servirá para delimitar un ¨Cuadrado¨.

  


   A partir del límite creado por el ¨triángulo anterior¨ volvemos a hacer otros pliegues iguales para crear otro ¨triángulo nuevo¨.

  


   Al final, quedará una ¨tira¨ o ¨rectángulo¨ libre, ese también lo delimitamos.


  


   Y ya, eso era lo que buscábamos. Ahora desplegamos toda la hoja. Nos podemos dar cuenta cómo es que se ¨forman¨ 4 cuadrado iguales y en la otra parte 2 rectángulos.




   Esa hoja la vamos a usar como ¨plantilla¨ para cortar ¨masivamente¨ otras hojas. Si no tenemos una ¨guillotina¨ a nuestro alcance podemos utilizar unas ¨tijeras normales¨. También es buena idea, si tenemos, un par de broches, clips o algo que podamos usar para sujetar bien las hojas para hacer los cortes lo mejor posible, aunque este material lo podemos omitir.





   Entonces empezamos haciendo un corte en la ¨tira¨ o ¨parte¨ más angosta. Si cortamos a través de la hoja completa, a lo largo, desperdiciaremos al final un poco más de papel en la parte de la ¨tira¨, ahorita explico por qué, cuando lleguemos a esa parte. Por eso recomiendo hacerlo como lo muestro en la siguiente foto.




   Ahora cortamos la parte de los 4 cuadrados a la mitad. Así tendremos 2 ¨tiras¨ ahora, y si queremos, una parte la cortamos a la mitad para hacer los ¨cuadrados¨ y la otra la dejamos como está para poderla utilizar así en figuras que lo requieran, como en las que se crean usando ¨mis bases¨.





   Entonces vamos a la parte restante. Recuerdan que había mencionado que se podría desperdiciar más papel si lo hubiéramos cortado por enmedio, pues inténtenlo de las 2 maneras y verán cómo es que en esa parte caben 3 cuadrados y sobra una pequeña parte de papel, y si lo cortan por enmedio, lo que estarían haciendo es que uno de esos ¨cuadrados¨ quedaría cortado y no se podría utilizar para nada, y sólo podrían sacar 2 ¨cuadrados¨.

   Utilizamos la misma técnica del principio, en la que plegabamos en diagonal para hacer ¨triángulos¨ que vendrían siendo los cuadrados. Al hacerlo en toda esa parte, nada más tendríamos que repetir el procedimiento que hicimos anteriormente para usarla como ¨plantilla¨ y poder cortar varias ¨tiras¨ al mismo tiempo.






   Como son 3 cuadrados los que ahora están unidos entre sí, podemos dejar algunos de esa manera para experimentar con pliegues que utilicen los 3 juntos, a ver que sale, jejeje. Los demás los cortamos como ya habíamos hecho.





   Vemos cómo es que de todas maneras nos sobrará papel, y ese ya no podremos utilizarlo, sería recomendable usarlo para alguna otra actividad, no sé, para hacer algunos ¨apuntes¨ o yo que sé. Me gustaría saber la manera de poder utilizar completamente la hoja y no desperdiciar nada, pero pues ésta es la única y mejor manera que sé para sacarle el mejor provecho a cada hoja.




   Debemos realizar este procedimiento con grupos de hojas que nos permitan cortarlos cómodamente y entonces repetir el proceso tantas veces como nos sea necesario.





   Ahora sí, felices pliegues!



Etiquetas: ,